Cuentos de otros mundos. Cultura y Autogestión

 

Esta primavera el País Valenciano se inundará con los cuentos que los niños del proyecto Fuente de Poder han escrito e ilustrado en el barrio de Santa Catarina, Puebla, México (NORTEamérica). Los Cuentos de Otros Mundos forman parte de un proyecto más grande que quiere vincular a los habitantes de un barrio pobre de nueva creación con el espacio que habitan, para mejorar sus vidas y crear lazos que les dan una vida más fácil y más llena.

Fuente de Poder (nombre elegido por los propios niños) es decir que la lectura y la escritura son un punto del que partir para que la comunidad de Santa Catarina se empodere y empieze a imaginar otros horizontes, compartidos, de apoyo mutuo y más amables. El planteamiento se aleja del paternalismo que demuestran las Instituciones y fomenta la autogestión y la autonomía de una comunidad que es sistemáticamente despreciada por los gobernantes.

Sería fácil quedarse con la lectura buenista y exotitzante, de los niños pobres mexicanos que mejoran su comunidad. Cómo si su vida y la nuestra no tuviera conexiones reales, como si no participáramos de lógicas comunes por el hecho de vivir en el mundo hoy. Pero ya que llegan los cuentos a nuestras latitudes (traducidos al valenciano por el Colectivo Pensaré) podemos aprovechar para buscar qué lógicas arrastran con ellos. Frente a la propuesta de que sean las personas las que crean sus imaginarios culturales, en este caso los niños capaces de crear sus propios contenidos, ¿cómo nos posicionamos?

Cuando pensamos en la cultura que identifica en un pueblo (está bien hablar ahora que llegan las fallas, los buñuelos de masa de churro, las dulzainas, las “blaveres”, las cuatribarradas, …) normalmente pensamos en la cultura institucionalizada, folclorizada, pasada por la máquina de la gestión externa que más bien desarraiga la cultura de las vidas concretes. Va así: las instituciones cogen la cultura popular, la reducen a sus rasgos más visuales y nos la devuelven para que la gestionamos. Entonces nos convertimos en defensores, a menudo a ultranza, de una cultura vacía, y reducida a unos fetiches formales,  lógicas que también las dinámicas “populares” acaban reproduciendo (cómo es el caso de la inventada “sartén valenciana”).

Esta bien ir recordando que la cultura popular se la común, la de todos y la de nadie. No la de los calendarios más carcas ni la de las programaciones más modernas. Por eso recibimos “como agua de mayo” la propuesta de Fuente de Poder, decir que la cultura está en lo que vivimos, y que no es nada catalogado ni separado de la vida.

Talleres de cuentos hechos en Feretes i Cançonetes y el Colegio La Masia. Esta primavera en: Orriols Conviu, Muestra del Libro Anarquista, Feria del Libro de Valencia, trabades d’escoles en valencià …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s